cabeceros vintage

CABECEROS VINTAGE

Cabeceros vintage. Hoy en día no tenemos que cambiar toda la cama para renovar la decoración del dormitorio.

Los cabeceros de cama vintage nos brindan esa opción de convertir una simple base o somier en una cama completa, dándole un cambio total al aspecto de la habitación.

Los cabeceros de cama antiguos eran piezas muy elaboradas en forja, tapizados o tallados en madera y otros materiales pero con muchos detalles que eran plasmados por verdaderos artesanos.

Ahora, con la moda del estilo vintage, podemos retocar fácilmente algún cabecero original de segunda mano que hayamos heredado de nuestra familia con muy poco dinero.

Pero gracias a esta misma moda, también podemos encontrar sin mucho esfuerzo varias opciones de cabeceros de madera vintage o de forja, muy románticos y elegantes a precios justos que puedes disfrutar en tu hogar, .

Si lo que prefieres es hacer los cabeceros vintage tu mismo, puedes utilizar uno o varios palet y darles tu toque personal.

 

◭ Ventajas de Utilizar Cabeceros Vintage 

  1. El cabecero, sin duda aporta mayor comodidad y por lo tanto descanso.
  2. Puede convertirse en una pieza de decoración clave.
  3. Los cabeceros vintage, protegen la pared de que se ensucie y hasta de que se raye, si recostamos la cabeza mientras utilizamos accesorios para el cabello.
  4. Podemos tener un cabecero multifuncional, es decir que a la vez incorpore repisas o cajones, lo que será muy útil si tenemos poco espacio para almacenar. O incluso que lleve lámparas incorporadas.
  5. Según el feng shui, un cabecero solido de cama, aporta solides a la relación de pareja.

★ Cómo elegir un cabecero de cama vintage:

  1. Aunque esto depende mucho del espacio, lo ideal es que el cabecero sea un poco más grande que la cama. Que se note su presencia dentro de la decoración de toda la habitación.
  2. Por su puesto el color juega un papel muy importante, podemos escoger un color neutro o que vaya con los colores de la otra parte de la cama y los demás muebles. Pero también podemos elegir  un color que haga contraste.  Hay que tener en cuenta que por tratarse de un mueble, el color no se va a cambiar con frecuencia, como si podemos hacer con la lencería y otros accesorios.
  3. Debemos tener en cuenta el color de la pared sobre la que vamos a ubicar el cabecero de cama y los otros accesorios que podamos tener allí, como espejos o repisas.
     Encuentra más productos relacionados: