Saltar al contenido

Escritorios vintage

Comprar escritorio vintage

Los escritorios vintage, los podemos utilizar tanto en casa como en la oficina. A veces no nos damos cuenta que pasamos gran cantidad de nuestro tiempo sentados en un escritorio. Podríamos decir que en muchos casos en las mesas de escritorio es donde nos inspiramos, donde creamos, donde planificamos y donde llevamos a cabo muchas de nuestras tareas diarias.

De ahí la importancia de hacer de este espacio de trabajo un verdadero lugar inspirador y acogedor, además de cómodo.

Sabemos perfectamente que el entorno influye en nuestro estado de ánimo y por su puesto en nuestra productividad. Por eso no podemos menospreciar la importancia de hacer del sitio de trabajo o sitio de estudio un lugar amable para nosotros.

Para ello debemos tener en cuenta la ubicación, los colores, la iluminación y por supuesto podemos complementarlos con la estética que nos oftrrecen de los escritorios.

Elige el escritorios vintage más adecuados para ti

  1. En primer lugar debemos conocer las medidas del espacio disponible para el mueble y escoger entre los escritorios vintage que se adecuen a este espacio.
  2. También debemos definir las medidas de la superficie del escritorio, dependiendo el tipo de ordenador que utilicemos, ya sea portátil o fijo sobre mesa, además de los útiles, carpetas, herramientas, teléfonos y demás elementos que necesitamos tener a mano.
  3. Si el lugar donde vamos a colocar el escritorio vintage es una esquina, podemos aprovechar el espacio para colocar en escritorio en L, que nos va a dar mucho más espacio de trabajo.
  4. Cerciórese que tenga adecuaciones para pasar los cables.
  5. Verifique también que tenga la cantidad y tamaño de cajones que necesita y si tienen o no seguro de acuerdo a su necesidad.
  6. Si te decides por uno de los escritorios sin cajones, o necesitas más cajones, puedes optar por tener un armario vintage al lado, que será un muy buen complemento.
  7. Algo que pasamos muy seguido por alto, pero que es importante son las patas, cuando son de varilla o muy finas o frágiles es posible que toda la mesa del escritorio se mueva cuando trabajamos, por eso debemos buscar que las patas sean estables.

Te puede interesar

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)