jarrones vintage

JARRONES VINTAGE

Los  jarrones vintage hacen parte de esos accesorios básicos, con los que podemos renovar toda la apariencia y el estilo de decoración de un salón sin necesidad de cambiar todos lo muebles ni hacer grandes inversiones.

Un tip muy importante en la decoración, es tratar de utilizar tonos claros y suaves en las paredes y en los muebles grandes; esto nos permite jugar con los colores de los accesorios más pequeños, como en el caso de los floreros vintage.

En ese caso, podemos elegir jarrones de tonos vivos por su puesto de estilo vintage que tengan algún elemento en común con otros accesorios, como puede ser el color, la textura o la forma.

La gran ventaja es que los accesorios, como son los floreros vintage, los podemos cambiar con mayor frecuencia. Así por ejemplo, podemos crear diferentes ambientes dependiendo de la estación, sin invertir mucho dinero ni trabajo.

Algunos jarrones de estilo vintage son tan bellos que se pueden utilizar solos, sin ningún arreglo floral, también se pueden utilizar dos o tres jarrones iguales en forma pero de diferente tamaño, quedan muy bien poniéndolos seguidos uno junto al otro en fila o formando un triángulo, sobre una mesa, en una esquina o en un rincón.

Jarrones vintage en la decoración

Jarrones pequeños vintage: los podemos colocar sin problemas en una mesa de centro o en una mesa de comedor, ya que no tapan mucho la visibilidad con las personas que tengamos al frente; siempre y cuando no le pongamos un arreglo floral muy grande.

Jarrones grandes vintage: Son perfectos para ubicar en una esquina o en una mesa auxiliar y podemos ponerle arreglos también altos sin ningún problema.

Jarrones de cristal vintage: los jarrones transparentes así sean altos los podemos ubicar como centro de mesa, siempre y cuando el arreglo que le pongamos le permita seguir teniendo alguna transparencia y no tapar toda la visibilidad.

Otros sitios donde podemos ubicar muy bien los jarrones vintage, son el el balcón o terraza y en el baño. Lo importante es que el tamaño del espacio lo permita y seguramente podremos encontrar en jarrón adecuado.

El material del florero, es algo que se debe tener en cuenta dependiendo de si donde lo vamos a ubicar hay mucho movimiento o paso de constante de personas, niños o mascotas. Por su puesto si es así, es mejor elegir un material irrompible, y no un jarrón de porcelana o cristal.

  Encuentra más productos relacionados: