mesas vintage

MESAS VINTAGE

Sin importar que estilo de decoración prime en casa, las mesas vintage suelen convertirse en el foco de la decoración del espacio en que las expongamos.

Una mesa de comedor normal que tengamos o consigamos de antes del año 90, lo podemos retocar con alguna de las técnicas que le dan ese hermoso estilo vintage sin mucha inversión.

La decoración que pongamos sobre una mesa estilo vintage debe ser muy ligera y bien seleccionada, ya la mesa por sí sola, es el centro de atención y no queremos quitarle el encanto con un mantel que oculte su belleza o saturandola con adornos.

Algunos accesorios que van muy bien con una mesa de comedor, son las flores naturales, los candelabros o una bella lámpara de techo. También es importante hacer una buena elección de cubiertos, servilletas, vajillas, copas y demás.

Por su puesto que no podemos olvidarnos de las sillas, que hacen parte del conjunto.

Pero estás pueden ser iguales al estilo de la mesa o incluso de un estilo diferente, pero que hagan un buen contraste, el cual se puede lograr con la pintura y tapizado o cojines adecuados.

También es muy apropiado combinar varios tipos de sillas dentro del juego de comedor.

La combinación del color, los accesorios y la ubicación de la mesa, son definitivos para obtener un resultado perfecto.

Producto disponible en Amazon.es

    Producto disponible en Amazon.es

       Tips para Escoger tus Mesas Vintage

      Escoger una buena mesa vintage no debe ser una elección hecha a la ligera.

      Seguramente es una inversión que puede ser para varios años y un mueble muy especial porque va a hacer parte tal vez, de muchos de los mejores momentos y celebraciones que podamos tener con la familia y los amigos .

      Por eso, algunas recomendaciones para no equivocarnos en la elección de las mesas de comedor, son:

      1. Saber cuanto mide el espacio completo donde vamos a colocar la mesa.
      2. Saber la medida de la mesa que estamos buscando, teniendo en cuenta también el espacio que ocuparían las sillas corridas hacía afuera.
      3. Es importante también definir de acuerdo al espacio, la forma de la mesa que nos quedaría bien, ya sea cuadrada, redonda, rectangular u ovalada.
      4. También debemos saber si la vamos a utilizar solo para comer, o le daremos otros usos como por ejemplo, de escritorio para hacer las tareas de los niños. Dependiendo de esto, el acabado de las mesas vintage en su superficie, puede ser más o menos delicado.
      5. Si va a ser de uso frecuente o esporádico, de lo cual también puede depender la clase de material.
        Encuentra más productos relacionados: